¿Cómo se origina?

Pólipos en el colon o en el recto

La mayoría de los cánceres colorrectales comienzan como pólipos, que es un crecimiento de la mucosa, revestimiento interno del colon o recto. Pese a esto, existen algunos tipos de pólipos que pueden convertirse en cáncer con el paso del tiempo, como hay otros que no. La diferencia entre que haya un pólipo que desarrolle cáncer o no lo haga, depende del tipo de pólipo que sea. Los dos principales son:

  • Pólipos adenomatosos (adenomas): Este es el tipo de pólipo que se convierte en cáncer. Los adenomas se denominan lesiones precancerosas.
  • Pólipos inflamatorios y pólipos hiperplásicos: Corresponden al tipo más frecuente y por lo general no son precancerosos.

Factores que pueden provocar que un pólipo sea propenso a generar cáncer:

  • Pólipo mayor a un centímetro.
  • Más de dos pólipos.
  • Presencia de displasia: si luego de extirpar un pólipo, se descubre displasia, esto implicaría que algún área de pólipo o del revestimiento de colon o recto, las células tienen un aspecto anormal, pero no mantienen apariencia de células cancerosas verdaderas.

¿Cómo se propaga el cáncer colorrectal?

Si se origina dentro de un pólipo, con el tiempo puede crecer hacia la pared del colon o recto, que a su vez, puede llegar a las capas más externas del intestino, ya que generalmente se forma en la capa más interna (la mucosa) crece hacia el exterior, alcanzando algunas o todas las capas. Una vez que las células cancerosas se encuentran en la pared, pueden crecer hacia los vasos sanguíneos o los vasos linfáticos (canales diminutos que transportan material de desecho y líquido). Desde allí, las células cancerosas pueden desplazarse hacia los ganglios linfáticos cercanos o a otras partes distantes del cuerpo. La etapa (extensión de 0 a 4) de un cáncer colorrectal depende de cuán profundamente crece en la pared y si se ha extendido fuera del colon o recto.

Si quieres saber más sobre etapas del cáncer colorrectal, haz click aquí.

¿Dónde crece el cáncer colorrectal?

Es necesario y útil conocer las partes que conforman el colon y el recto para comprender dónde se puede originar el cáncer colorrectal. Ambas partes conforman el intestino grueso, que forma parte a su vez, del sistema digestivo o gastrointestinal. La mayor parte del intestino grueso está compuesto por el colon, el cual es un conducto muscular de aproximadamente 150 centímetros de longitud. Sus partes reciben el nombre según la dirección en que se desplazan los alimentos a través de ellas.

  • Colon ascendente: Empieza con una bolsa llamada ciego donde llega el alimento no digerido desde el intestino delgado. Se extiende hacia arriba sobre el costado derecho del abdomen.
  • Colon transverso: Se extiende a través del cuerpo de derecha a izquierda.
  • Colon descendente: Desciende (se dirige hacia abajo) en el lado izquierdo.
  • Colon sigmoide: Nombrado por su forma de “S”. El colon sigmoide se une al recto, el cual conecta con el ano.


Las secciones ascendente y transversa, son llamadas colon proximal, mientras que las secciones descendente y sigmoide, colon distal.